Reseña histórica

Esta obra tuvo sus comienzos en el mes de abril de 1930   con un servicio en un hogar en el condado de Manhattan. Como resultado de la predicación del evangelio por José Acevedo. Fundador de esta Iglesia, siete personas aceptaron al Señor Jesucristo como salvador personal.

Los primeros bautismos tuvieron lugar en el templo de una congregación de habla ingles en Palisades Park, New Jersey y seis personas fueron bautizadas.

El numero crecía, porque “El Señor añadía cada día a la Iglesia los que habían de ser salvos;” y el primero de septiembre de 1930, la Iglesia fue formalmente organizada con 12 miembros. En 1931, la iglesia fue incorporada como Iglesia Bautista de Habla Española. En 1947, el nombre original fue enmendado a Primera Iglesia Bautista de Habla Española.

La Primera Iglesia Bautista de Habla Española es una verdadera aventura de fe. Surgió a la vida en los comienzos de la gran depresión económica que se extendió desde el 1929 hasta 1940. A pesar de la adversidad de las circunstancias, la Primera Iglesia Bautista se ha mantenido en sostenimiento propio. Independizada de toda junta misionera, concilio o convención denominacional desde los años de su infancia hasta el presente momento.

La misión de la Iglesia está clara: predicad el evangelio de salvación y doctrinad a los que reciben la Palabra. A esta tarea nos dedicamos incondicionalmente.

Toda ayuda que ha recibido, la ha recibido del Señor de la mies. Tan gratas han sido las experiencias con el, que la Iglesia se propone mantenerse dentro de su dependencia, segura que “el que comenzó en ella la buena obra, la perfeccionara hasta el díade Jesucristo.”

Reconocido y respetado como “obrero fiel que traza bien la Palabra de Verdad,” el Pastor José Acevedo fue llamado a la presencia del Señor en el 1977, después de una enfermedad de cuatro años de duración. Había sido el único pastor de esta Iglesia por 47 años. Dejó como legado una Iglesia fundada en la Palabra de Dios, independiente, evangelizadora, misionera y fundamental en doctrina.

Durante la enfermedad prolongada del pastor, el Señor levanto a líderes laicos, enteramente instruidos en la sana doctrina y con visión para las almas perdidas, y la Iglesia continuó adelante. Las señales divinas confirmando esta labor fueron muchas almas viniendo al Señor y en tomo siendo añadidas a la Iglesia por medio del bautismo.

El 19 de Noviembre de 1977, David Acevedo fue instalado como el segundo pastor de la Iglesia. El número de miembros se ha aumentado mas que el doble yel esfuerzo misionero se extiende a todos los países de Sudamérica, América Central, además de España.

La misión de la Iglesia está clara: predicad el evangelio de salvación y doctrinad a los que reciben la Palabra. A esta tarea nos dedicamos incondicionalmente.

Quiera el Señor que nuestra próxima mudanza sea a “la cuidad de firmes fundamentos, el artífice y hacedor de la cual es Dios.” Esperamos la voz del arcángel, la aclamación y el sonido de la trompeta final; y con todos los santos de todas las edades, que están en los cielos y que están en la tierra, nos unimos y decimos: “Amen, sea así. Ven Señor Jesús.”

top