Lo que creemos

CREEMOS en la inspiración plenaria y verbal de las Sagradas Escrituras.

CREEMOS que toda escritura es inspirada divinamente: lo histórico, lo poético, lo profético y lo doctrinal; todo vino por inspiración de Dios.

CREEMOS en la deidad de Cristo. Creemos que Cristo es Dios manifestado en carne.

CREEMOS en la reconciliación con Dios únicamente por medio de la sangre que Cristo vertió en la cruz del Calvario para satisfacer las demandas de la justicia divina.

CREEMOS en la inminente venida premilenial del Señor Jesús para resucitar los muertos en Cristo, transformar los vivos, y arrebatar su iglesia para estar con El en lugar que El fué a preparar.

CREEMOS que Jesús juzgará el mundo con justicia, y establecerá su reino de paz perfecta.

ESTAMOS DIAMETRALMENTE OPUESTOS al modernismo como archienemigo de la verdad, y también a su precursor, íntimo asociado y asiduo colaborador, el débil, inconsistente y raquítico liberalismo.

REPUDIAMOS DECIDIDAMENTE el movimiento ecuménico y el así llamado movimiento carismático, esas amalgamas ilegítimas de distintos cuerpos religosos, cada cual con su especial credo y su peculiar forma de adoración, amalgama que Dios detesta y aborrece, que la Bíblia condena, y que el sentido común rehusa aceptar.

ESTA ES INVARIABLEMENTE NUESTRA POSICION.

“Ven con nosotros y te haremos bien”